Pastores de Aguas Caliente

 Leido:..


Pastores de Aguas Caliente

Pastores de Aguas Caliente Mariara

Los Pastores de Aguas Calientes, una tradición conmemorable (todavía no se a podido establecer una fecha exacta y decirla sin basamento es algo muy irresponsable), ha llevado al pueblo de Mariara y fuera de las fronteras del estado Carabobo una verdadera creencia y religión que todavía se mantienen en el corazón de muchos, a pesar de los años.

Se dice que la agrupación se inició, a raíz de que las 10 familias que habitaban en el sector de Aguas Calientes, cuando era una aldea, Gil Herrera, presidente de la organización civil Pastores de Aguas Calientes, cuenta que se presentó un verano muy fuerte que preocupó a estas familias porque la siembra, único medio para el sustento, se estaba secando y no daba sus frutos, aparte de la plaga que le había caído. Desesperados por la situación, se ponen de acuerdo y claman al Niño Jesús a una sola voz que les resuelva su problema, que les salve las cosechas; ellos en retribución prometen hacerle un velorio el 1 de diciembre.

No pasaron más de seis días cuando empezaron a caer fuertes lluvias y con ellas el reverdecer de las plantas y la llegada de buenas cosechas, lo que alegró el ánimo de todos y, por supuesto, el agradecimiento y aumento de la fe.

Pastores de Aguas Caliente MariaraEsto los llevó a cumplir con sus promesas del velorio al Niño Jesús el 1 de diciembre de cada año sucesivo al evento. El velorio continuó realizándose todos los años en la misma fecha en lugares diferentes porque no contaban con una iglesia. Así se mantuvo hasta (1752 fecha que se esta verificando), cuando nacen los Pastores de Aguas Calientes.

Para esa época, durante los rituales las mujeres se vestían con trajes de colores alegres y llamativos, mientras que los caballeros utilizaban, aparte de sus trajes impecables y bien almidonados, un gajillo adornado con papel de seda, campanas y otros atuendos que utilizaban en los bailes que llevaban a diferentes lugares.

Se produce un cambio en los rituales debido a que el entonces obispo de Valencia, de apellido Viana, enviaba a Aguas Calientes al sacerdote que le tocaba ese año oficiar la misa al Niño Jesús. Cuando el cura se da cuenta de que las entusiasmadas damas bailarían con el resto de los pastores, les dice que eso no pueden hacerlo, que las damas no pueden participar en ese ritual. Y en vista de que ya estaban vestidas con sus trajes de gala para iniciar la fiesta y adorar al Niño, permitió que las mujeres bailaran ese año.

La decisión del cura causó malestar en el caserío y organizaron una comisión para ir a hablar con el arzobispo de Valencia, quien también les dice lo mismo, que no pueden bailar, pero ellos insistieron porque era una promesa que tenían que pagarle al Niño Jesús por los milagros concedidos.

El Arzobispo dice que tienen que pagar la promesa haciendo el velorio y Pastorescaminando de rodillas desde la entrada de la iglesia hasta el altar, pero no pueden bailar. Como esa promesa era una vez al año, concluyeron decidiendo que los hombres vestirían las prendas de las damas a partir de ese momento, para no terminar con la tradición.

Por ello, salen los hombres bailando con las prendas de las damas y éstas, a su vez, pagan las promesas entrando de rodillas a la iglesia.

Aunque los actos se celebran todos los años, la fecha ha variado porque la agrupación empezó a conocerse en diferentes partes del país y ya no acuden solamente las familias de Aguas Calientes, sino también de otros estados, por lo cual, para comodidad de muchos, estas festividades las realizan los días viernes, sábado y domingo de la primera semana del mes de diciembre.

La agrupación (organización civil) Pastores de Aguas Calientes ha participado en eventos en diferentes municipios de Carabobo y en otras entidades como el Distrito Capital y Aragua, donde además de las presentaciones han dictado talleres, solicitados por gente interesada en que las nuevas generaciones conozcan y mantengan vivos el folklore y las tradiciones venezolanos.

Anteriormente, los bailes eran sólo por el pago de las promesas; ahora se dictan talleres en diferentes escuelas del municipio, con el objetivo de no acabar con la tradición.

Existe una escuela de pastores creada en 1993 donde dictan talleres, la cual ha venido creciendo tanto en la cantidad de personas que la conforman como en el número de presentaciones.

Motivadores Para Otras Agrupaciones

Los Pastores de Aguas Calientes han sido motivadores para la creación de otras agrupaciones en el país, donde actualmente existen seis, de las cuales cuatro son descendientes de esta referida tendencia como lo son: Pastores de San Joaquín, Pastores de Los Teques y Pastores de El Limón.

Patrimonio Cultural Del Municipio Diego Ibarra Y Del Estado Carabobo

Por resolución del ciudadano Gobernador Enrique Fernando Salas Feo, conjuntamente con el Dra Gabriela Leonardo de Carrillo Secretaria de Cultura de la gobernación, los Pastores de Aguas Caliente, fueron declarados Patrimonio Históricos Cultural de Carabobo de acuerdo con el Numeral 1, articulo 70, 71 de la constitución regional, en concordancia con el articulo 23, numeral 1 de la Ley Orgánica de la Administración Publica de la entidad, de fecha 1 de noviembre del 2002.

pero éste no firmó la gaceta, llegaron las elecciones y el decreto para su nombramiento sólo quedó en palabras. Fue entonces en julio de 2006 cuando el actual gobernador, Luís Felipe Acosta Carlez, los decreta patrimonio del estado.

 

Pastores de Aguas Caliente Mariara Pastores de Aguas Caliente Mariara

Actualmente, los más claros exponentes de esta figura, son el señor Gil Herrera, Camilo Robles, Frank Rodríguez, Humberto Rivas, Luís Guevara, Alejandro Petit  y otros que con el tiempo le han dado prestigio a estas representaciones.

El Cachero

El Cachero es un simbólico personaje que representa al buey del pesebre donde nació Jesús. Su llamativa indumentaria se complementa con unos cachos de cartón.

La misión del Cachero es mantener la disciplina, con un par de auténticos cuernos que sostiene firmemente en sus manos, con los cuales roza a los asistentes, logrando despejar el espacio para que los integrantes de la danza se desplacen con facilidad.

En los últimos tiempos el Cachero más representativo fue Alberto Guevara, (Nació 28/4/1928 Fallece 8/4/2002), quien por muchos años, cumplió esta noble misión. También podemos citar a otros que desempeñaron esta labor, entre ellos se encuentran  Basilio Ruiz, Francisco Lovera, Teodoro Parra, Francisco Martínez y Rafael Ochoa.

El Titirijí

El Titirijí es un disfraz de pájaro que sirve de mascota en la danza; él semeja al “aguaitacaminos “, ave que al anochecer en las trochas y caminos venezolanos, vuela de trecho en trecho, y según las leyendas, guió a la margen, cuando Herodes buscaba al redentor para matarlo.

El Titirijí, es suave, tierno, juguetón y ocurrente, sobre todo con los niños, a ellos les  obsequia papelillos, caramelos y otras  golosinas. Entre quienes han representado al Titirijí, se recuerda a Arvelo Martínez y a Modesto Brandl.

En este nuevo tiempo el papel protagónico lo lleva el Sr. Rafael Robles, quien a través de los   años le ha dado vida al personaje.

El Viejo Y La Vieja

Como todos los integrantes de la danza, “El Viejo y La Vieja “, son hombres que imitan en el vestir a una pareja de ancianos. Ellos representan la constancia en el tiempo de esta tradición. En el desarrollo de la coreografía; ocupan la última posición de los danzantes. Su misión es brindar jocosidad, exteriorizando sus emociones con mímicas y ademanes, siendo de esta manera el hazmerreír de la concurrencia. Es propicia la reseña para recordar a Demencia “Mencho” Mendoza, Omar Vásquez, Alexis Godoy, Richard Piñero, Pancho Briceño y Francisco Pérez, como los más grandes en este acto.

La Coreografía

La originalidad de la danza se manifiesta a través de emblemáticos actos alegóricos, cargados de respeto y su misión ante el Niño Adorado.

Al anochecer, el ámbito circundante de la Iglesia, se ilumina con profusión de fuegos artificiales, logrando que esa noche decembrina sea una de las más inusitadas dentro del calendario religioso. Luego de esta breve introducción, compartiremos la emoción de esta escena llena de sortilegio, que nos transporta por el mundo mágico de esta estampa.

La Venia:

Es un saludo que realizan los dos Pastores Mayores, así como la Primera y Segunda Pastorcilla, que junto al Cachero y frente al altar, piden permiso simbólicamente al Niño Jesús, dándole inicio a la ceremonia entre tonadas, aguinaldos, y estrofas improvisadas como etc.:

Yo soy un triste Pastor, que viene de la Cabrera,
buscando al Niño Jesús, para prenderle una vela.

La Cruz:

Representa la devoción católica, en la cual Pastores y Pastorcillas, forman una figura representativa del signo de la cristiandad.

El Tejido:

En él, los participantes, a medidas que avanza el baile, se van entrelazando, semejando un tejido multicolor.

El Remolino:

En esta parte del baile los participantes, como ráfagas de viento, realizan una serie de contorsiones, dando la impresión de un gran molino. En él se aprecia la vistosidad del vestuario, y la agilidad de los bailarines.

El Arco:

Como los anteriores, El Arco es un pasaje de la danza muy significativo, pues indica la tristeza debido a que se aproxima la finalización del Velorio, Es el momento de las interpretaciones de tristes y melancólicos aguinaldos. Aquí Pastores, Pastorcillas y demás personajes, forman esa figura, despidiéndose de los asistentes y abandonando poco apoco el amplio patio.

Además de los pasos descritos, en este acto, también se hacen presente figuras como “La Ese”, “El Ancla”, “El Baile de Parejas “y otros.

Instrumentos esenciales

Durante el desarrollo de la danza entran en ejecución sencillos instrumentos musicales que le brindan al baile de Los Pastores, rasgos de solemnidad.

El Cuatro:

Es uno de los instrumentos musicales más solidarios con la alegría venezolana. Su estructura es de una madera fina que conforma una caja de resonancia, un diapasón de acordes que termina en un clavijero de cuatro cuerdas, identificadas con las notas: La, Re, Fa y Sol Entre los ejecutantes se recuerda a Bernabé Rodríguez, Eudes Pérez y Tomás Fernández.

El Furruco:

Es un cilindro hueco y cerrado en cuero por un extremo. En el centro lleva una especie de caña impregnada de cera que al frotarla con las manos, se obtiene un característico sonido. Entre sus principales animadores se menciona entre  otros, a Marcos Mena, Rafael Hurtado, Eloy Pérez, Castor    “Manco” Castro.

La Charrasca:

Es un instrumento elaborado en madera o metal, de unos 70 centímetros de largo, al cual se le abren unas ranuras, que al frotarlas de manera repetida de arriba hacia abajo y viceversa, emite sonidos armoniosos.

La  Botijuela o Pimpina:

Es de gran sonoridad, elaborada en barro o arcilla por los propios músicos. Entre los cultores que han hecho sonar este instrumento se recuerda a Roseliano Rivas, Faustino Fernández y Segundo León.

La Casa de Los Pastores de Aguas Calientes


Galería de Fotos

Certificacion de Calidad

Valid XHTML 1.0 Transitional

¡CSS Válido!

120x600 ad code [Inner pages]
This site is protected by WP-CopyRightPro