Los Tacariguas en Mariara

 Leido:..


Vida de los Tacariguas en Mariara

Todos los estudios realizados por destacados etnólogos, nos llevan a pensar que en la época precolombina, las tribus que habitaban los valles de Mariara, pertenecían a los Tacariguas, rama directa de los Arauacos, tribu de invasores que luego de ser desplazados por los Caribes, se extendió por casi toda Venezuela.

Los Tacariguas, antes de la llegada de los españoles, vivieron a sus anchas en los fértiles valles a orillas del Lago.  Eran indios pacíficos, pues la Naturaleza era pródiga con ellos.  Buena tierra para su rudimentaria agricultura.  Pesca suficiente en la inmensa y agua abundante de sus pequeños ríos.  Una región casi edénica que hasta les permitirá construir cómodas viviendas de madera, eneas y bejucos, para dedicarse a una existencia apacible.

Apenas si el paso de algunas tribus vecinas, quebrantaba esa plácida quietud; pero no todo era ociosidad en los momentos de descanso, al contrario, los Tacariguas fueron unos auténticos artífices en el trabajo de la cerámica y en varios Museos Arqueológicos se exhiben muestras de aquel arte precolombino desenterrado en las riberas del Lago.

Es conveniente señalar que una pieza de barro, bellamente tallada, fue encontrada por el comerciante italiano residenciado en Mariara, Bruno Libasi, mientras se efectuaban algunas excavaciones en terrenos de su propiedad.  Esta estatuilla es muy característica del estilo Tacariguo, que conformaba sus figuras con la cabeza en forma de media luna y con proporciones exageradas con respecto al cuerpo.

Siguiendo hilvanando el tema de los Tacariguas, podemos señalar que estos indios, principales habitantes del valle de Mariara, se alimentaban de la caza y la pesca, con la particularidad de que el pescado preferían comerlo asado.  También formaban parte de su alimentación cotidiana algunos cultivos como la yuca, batata, maíz y ají.

De la yuca, además del cazabe, hacían una bebida embriagante llamada Cachirí.  Ellos molían la yuca y la mezclaban con masa obtenida de la batata, y como está contiene dulce, se conseguía cierta fermentación que convertía esa especie de chicha, en una bebida de relativo contenido alcohólico.

Vale la pena hacer referencia a una piedra que se encuentra ubicada a  orillas del río Mariara, en un sector del Barrio La Toma, que presenta en su superficie grandes hendeduras de una simetría notable, y que según dice la tradición, era usada por los indígenas para el pilado del maíz y para el preparado de esa masa de batata.

Esta piedra, verdadera reliquia aborigen, es comúnmente llamada “La Piedra de los Pilones”, que si no se ajustara a la realidad el uso que se le atribuye, no por so dejaría de ser un verdadero prodigio de la Naturaleza.

De manera, pues, que los indios Tacariguas, rama directa de los Arauacos, fueron los primeros pobladores prehispánicos de los Valles de Mariara.

Grupo Indigena “TACARIGUAS” en el Lago de Valencia

Los Indígenas “Tacarigua” del pasado y del presente

Antes de la llegada de los españoles, Venezuela estaba ya habitada por varios grupos indígenas. Estos habían llegado de diferentes lugares de América. Ocupaban un determinado territorio y vivían en armonía con la naturaleza.

Historia:

Tacarigua es el nombre original de nuestro lago y deriva de la presencia en sus alrededores, de tribus conocidas como “Tacariguas”. Se dice que la palabra Tacarigua, en lenguaje indígena, significa “lana de tambor”, por un tipo de árbol allí presente. En todos los alrededores del lago de Valencia.

Sus orillas fueron centro de una cultura indígena muy importante en Venezuela. En las postrimerías del siglo XVIII fue visitado por Alexander von Humboldt

En sus comienzos las tierras que conformaban el estado Carabobo se encontraban pobladas por grupos de tribus indígenas pertenecientes a los Tacariguas, Nirvas, Jirajaras, Chirguas así como Araguas y Meregotos.

Cultura:

Aborígenes dejaron en forma de diferentes objetos y estatuillas, los signos de su cultura. Estos objetos se hallan cubiertos por la tierra en los alrededores del lago de Valencia y están siendo estudiados por nuestros arqueólogos con el nombre de “cultura valencioide”. Una de las figuras más importante y característica de esta cultura es la llamada “Venus de Tacarigua”, figurilla indígena con contornos gruesos y ojos de aspecto oriental. Un historiador destacado en el estudio de estas figuras, recientemente fallecido, fue Don Alfredo Boulton.

Vivienda:

Muchos de los indios eran nómadas, es decir que iban de un lugar  a otro, por lo cual no tenían vivienda fija. Construían chozas grandes llamadas Churuatas, eran construidas con árboles y una mezcla de barro y paja, el techo era de hojas de palma.

En una Churuata vivían varias familias con divisiones especiales para los casados y solteros.

La  Alimentación:

Las tribus nómadas se alimentaban de  lo que conseguían por la selva y lagunas. Es decir que vivían de la caza y de la pesca. En la selva recolectaban frutos silvestres.

Las tribus que eran sedentarias, que vivían en lugares fijos, además de la pesca y la caza, cultivaban sus pequeños conucos. En ellos sembraban maíz, yuca, ñame, ocumo, ají, aguacate, etc.

Entre los alimentos que consumían eran: la arepa, el casabe, las frutas, el pescado, las carnes de aves, venados, lapas, chiguieres etc.

Artesanía:

Los objetos artesanales que producían, los elaboraban a mano y con mecanismos muy sencillos, utilizaban hoja de palma para la producción de sombreros, canastos, sebucanes, cestas etc.

Con las fibras vegetales para la elaboración de chinchorros o hamacas, esterillas, cabuyas etc.

Con algodón o lana: guayucos, cobijas, bolsos, tapices etc. Con el barro o la arcilla para hacer vasijas, tinajas, figuras, cacerolas, pimpinas, jarrones etc.

Con las conchas, dientes, huesos y semillas para la confección de objetos de adorno personal: brazaletes, collares, zarcillos, etc. La madera para construir curiaras, canoas etc.

Los colores que dan a las piezas artesanales provienen de la utilización de tintes naturales obtenidos dl onoto, el carbón, el jobo y el mangle.

Transporte:

La comunicación entre las tribus cercanas se hacía a través de caminos y veredas abiertas en la selva. Para desplazarse en los ríos utilizaban embarcaciones hechas con un tronco de madera impulsando por remos: bongos, canoas y curiaras.

Formas De Trabajo:

Utilizaban la Capaya es una forma tradicional de cooperación. Todos contribuyen con su esfuerzo personal para lograr un objetivo común como la recolección de frutos, la construcción de la vivienda, la caza, la pesca etc.

El  trabajo de los conucos, la caza y la pesca se realizaban en forma comunitaria. Al finalizar la recolección se celebraban grandes festividades en honor a la madre naturaleza que había sido prodigio con la cosecha.

El Vestido:

Muchos indios iban completamente desnudos. Los que usaban vestido se colocaban un guayuco que era tejido con hojas de palma o algodón.

Religión:

Se basaba en la adoración de fuerzas o seres naturales, sol, luna, rayo y trueno. El piare o brujo se encargaba de los ritos religiosos y de la curación de los enfermos.

Armas:

Para cazar, para defenderse de los animales en la selva y para la guerra utilizaban diferentes armas como el arco y las flechas con puntas envenenadas con curare.

Para pescar utilizaban redes, flechas y barbasco.

Costumbres:

Acostumbraban a pintarse la cara y el cuerpo con tintes como onoto. Llevaban collares, aretes o zarcillos y otros adornos hechos con semillas, vegetales, huesos de animales o conchas, plumas de aves, etc.

Los bailes realizados por los indígenas son de carácter ritual a través de los cuales los integrantes de la tribu piden la ayudad de los espíritus para obtener cosechas abundantes. Entre los bailes de origen indígena los más conocidos son: las turas, el tamunangue, el mare-mare, el mono, el pájaro guarandol, el carite, el sebucán.

Comercio:

Las tribus practicaban el comercio en forma de trueque, es decir, el intercambio de productos. Comerciaban chinchorros, cestería, venenos para flechas, esteras y diversos productos obtenidos de la tierra.

Los indígenas que poblaron el territorio nacional nos aportaron una serie de aspectos importantes que han enriquecido nuestra cultura. Productos alimenticios: maíz, yuca, ñame, batata, papa auyama, cacao, plátano etc.

Lago Tacarigua o de Valencia

Arena de la laguna

Zona de Vida acuática, cálida, semiárida, de tierras bajas formada por aluviones de los valles de Aragua y el propio Lago, con una fuerte intervención humana. Se encuentra a unos 407 m de altitud.

Aunque no está incluido dentro del área del Parque, debe tener una influencia directa sobre la diversidad biológica del mismo, especialmente en lo que se refiere a otros hábitats acuáticos cercanos, por lo que se prefirió incluirlo dentro de esta discusión.

Su vegetación acuática la constituyen plantas que crecen en sus orillas o dentro del agua; estas últimas arraigadas al fondo, flotantes o emergentes.

Quienes  fueron  los  fundadores o descubridores  del  lago.

El lago fue descubierto por Juan de Villegas en 1547. Los conquistadores se interesaron por las tierras de su ribera para la producción agrícola. El perímetro del lago se vio ideal para levantar rebaños de reses vacunas.

En la época de su descubrimiento el lago estaba por encima de lo que hoy son las urbanizaciones El Bosque e Industrial Carabobo, tapaba la actual carretera que va de Valencia a Güigüe. Se puede decir que el lago quedaba al sus de Valencia.

La isla más grande del lago era la isla Caratapona, la cual tenía ciento setenta y siete habitantes.

Nuestros historiadores modernos confunden la isla Caratapona con la isla del Burro.

Es el territorio que se conoce como isla La Negra, entre los caños de La Negra y El Charal, sigue llamándose isla a pesar de haberse incorporado a la tierra firme desde 1768. Era pues el lago de Valencia un bellísimo espejo de aguas limpias, rodeado de robusta vegetación arbórea. Ahora nos queda rescatar a nuestro lago para evitar su desecamiento.

Se insiste en la denominación de Lago Tacarigua como proveniente del vocablo indígena ¨tacariguo¨ que se le daba al árbol conocido hoy como balso (Ochroma pyramidale) (= O. lagopus), que crecía abundante en sus orillas y su madera liviana era utilizada para fabricar canoas por los primeros habitantes de sus alrededores, mucho antes de la llegada de los españoles (Botello, 1987).

Galería de Fotos

Certificacion de Calidad

Valid XHTML 1.0 Transitional

¡CSS Válido!

120x600 ad code [Inner pages]
This site is protected by WP-CopyRightPro